La diseminación intencionada de la información para una sociedad saludable

ESTRATEGIA DIDÁCTICA

 

 

La diseminación intencionada de la información para una sociedad saludable

 

The intended dissemination of information for a healthy society

 

 

Dra. C. Luisa Acosta Ortega, I Dra. C. Marcia Roca Revilla, II Lic. Elaine Duperet Cabrera I y Lic. Marisela Vistel Columbié I

I Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas, Santiago de Cuba, Cuba.
II Universidad de Ciencias Pedagógicas "Frank País García", Santiago de Cuba, Cuba.

 

 


RESUMEN

Actualmente se han generado profundas transformaciones en el proceso y utilización de la información, en particular, en el campo de la salud pública. Para ello se dispone de una extensa red de productos, servicios y fuentes de información, tradicionales y avanzadas, así como un amplio grupo de especialistas e instituciones dedicados a estos propósitos; sin embargo, se observan insuficiencias en el trabajo que se realiza en las unidades informativas con respecto al uso de los recursos humanos y materiales para cumplir tan importante misión. Con este estudio se persigue implementar una estrategia didáctica que posibilite la diseminación intencionada de la información para la promoción de salud y prevención de enfermedades, mediante un sistema de acciones efectivas que lleguen a todos los sectores de la sociedad.

Palabras clave: información, diseminación intencionada, estrategia didáctica, comunidad.


ABSTRACT

Deep transformations have been generated in the process and use of information at present, particularly, in the field of the public health. For this, an extended net of products, services and traditional and advanced information sources are available, as well as a wide group of specialists and institutions dedicated to these purposes; however, inadequacies are observed in the work carried out in the information institutions in regard to the use of the human resources and materials to fulfil such an important mission. The aim of this study is to implement a didactic strategy which facilitates the intended dissemination of information for the health promotion and prevention of diseases, by means of a system of effective actions reaching all the sectors of society.

Key words: information, intended dissemination, didactic strategy, community.


 

 

INTRODUCCIÓN

Actualmente se vive en una sociedad globalizada, donde se rompen fronteras, límites geográficos y cambian radicalmente las implicaciones, tanto económicas como de desarrollo. En este contexto, se reconoce el papel preponderante de la información como nuevo recurso para el desarrollo social, fundamentado en la denominación de la época actual como la era de la información y del conocimiento.1

Estos cambios han generado profundas transformaciones en el proceso de información, pues las ciencias documentales que tradicionalmente se centraban en el manejo de documentos en soportes tradicionales y orientaban su atención a la gestión de unidades de información, han evolucionado hacia una nueva estructura con el uso de internet y la aplicación de nuevas tecnologías, donde el profesional en información y documentación adquiere valores de responsabilidad agregados en cuanto a su compromiso frente al entorno social y las comunidades de usuarios demandantes de información.

De hecho, el profesional de la información y la documentación asume hoy día el liderazgo en relación con el acceso al conocimiento universalmente disponible para toda su comunidad de usuarios, ya sea organizacional o de carácter público, donde la elaboración de proyectos, estudio de necesidades de información, creación de nuevos servicios, entre otras, son algunas de la áreas que deben ser potenciadas.1 En este contexto, estos profesionales adquieren una gran responsabilidad sobre sus acciones como facilitadores de información.

Por otra parte, bajo los parámetros constitucionales y de bien común, el criterio de acceso a la información está estrechamente relacionado con el profesional, pues aunque existen entornos o comunidades cerradas, el encargado de la gestión de la información debe poseer los criterios de discriminar qué información le puede competir al público y cuál a entornos herméticos.

La presencia en Cuba de numerosas enfermedades emergentes precisa de una mayor incidencia de todos los que de una forma u otra puedan contribuir a la promoción de salud y a la prevención de estas enfermedades. Al respecto, el Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas juega un papel importante en relación con la información científica, precisa y veraz, que debe llegar a los profesionales y a la comunidad en general.2,3

Con esta investigación se pretende elaborar una estrategia para la diseminación intencionada de la información, relacionada con las enfermedades emergentes, su prevención y tratamiento.

 

FUNDAMENTACIÓN Y DESCRIPCIÓN DE LA ESTRATEGIA

La aplicación de las nuevas tecnologías de acceso a la información requiere de un profesional, que no solo sea mediador entre las fuentes de información y el usuario, sino que le enseñe a este cómo usarlas para que pueda crear su propia estrategia de recuperación de la misma.  Entre los compromisos sociales de este profesional figura el de descubrir y diagnosticar las necesidades de información de la comunidad a la cual sirve, para ello debe crear servicios y productos de alta calidad, que estén acorde con el mercado tecnológico de información actual.

Ahora bien, la biblioteca, que durante décadas ha sido el espacio natural donde miles de usuarios se han acercado a consultar los libros necesarios para satisfacer sus necesidades de información, ha replanteado su directriz hacia las tendencias actuales basadas en el acceso al conocimiento a través de las nuevas tecnologías, tales como computadora, bases de datos, soportes multimediáticos e internet, así como la biblioteca digital y virtual, con un mayor dinamismo.

El rol del bibliotecario cada día transformado, exige más capacidades y preparación, puesto que demanda acciones mayores de impacto y responsabilidad social. Este profesional se ha convertido en un agente social constructor de información; por tanto, ha dejado de ser, como algunos pensaban, un mero facilitador de libros y enciclopedias.4

Sin lugar a dudas, en el contexto social actual, la salud de la población requiere de una atención especial por parte de los profesionales de este sector, encargados de la promoción de salud, la prevención de enfermedades emergentes, así como su tratamiento y curación. Por tales razones, el profesional de la información se enfrenta a un desafío particularmente agudo para adaptarse a la evolución acelerada de su entorno, y servir de enlace hacia los usuarios finales, con la total maestría de las nuevas herramientas de acceso al conocimiento. Su función ya no esta basada solamente, en ser un conservador y celoso depositario del conocimiento, como lo fue en el pasado, sino que es el encargado del tratamiento y gestión de la información, para satisfacer las necesidades de la comunidad de usuarios a la cual sirve.

A pesar de todo lo que se conoce en materia de información y de recursos disponibles, todavía es insuficiente la diseminación de la información, sobre todo, a los sectores de la población, que no están directamente relacionados con las instituciones de salud. Es por ello, que en el Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba se ha implementado una estrategia para la diseminación intencionada de la información sobre las enfermedades emergentes, para los profesionales de la salud y la comunidad en general.

La estrategia que se propone se sustenta en la concepción de la información en salud para los profesionales de este sector y la comunidad en general.

Se tuvieron en cuenta los aportes de algunos investigadores,5 quienes definen el término estrategia como "la manera de planificar y dirigir las acciones para alcanzar determinados objetivos a largo, mediano y corto plazo y la adaptación de acciones y recursos necesarios para alcanzarlo son elementos claves para llevar a cabo la estrategia".

Entre las características distintivas de esta estrategia figuran:

• Carácter contextualizado: se diseñan acciones que pueden adecuarse a cada institución y comunidad, en dependencia de sus características.

• Carácter diferenciador: se establece un sistema de acciones generales para todos los profesionales, y otras de carácter particular, para desarrollar en las actividades de extensión bibliotecaria efectuadas en la comunidad.

• Carácter sistemático y operativo: es un sistema concebido como un proceso continuo y en avance, teniendo en cuenta las potencialidades y limitaciones de cada contexto. Se establecen relaciones de subordinación, coordinación y jerarquización entre los componentes que la forman. Es operativo porque su proyección, ejecución y control se sustenta sobre la base de las posibilidades reales de los gestores de la información, la institución y la comunidad.

La estrategia comprende un sistema de acciones, y está estructurada en 4 etapas, que sobre la base de las necesidades informativas posibilita por un lado, la transformación de los profesionales de la salud para desarrollar la labor docente asistencial con mayor calidad y cientificidad; por el otro, la modificación de toda la sociedad en relación con la promoción en salud y prevención de enfermedades.

A partir de las características de la estrategia y el objetivo para el cual se concibió, se propone considerar las siguientes premisas para su implementación:

- Concientización y motivación de los especialistas del Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas, los gestores de la información en cada institución de salud y los líderes sociales de la comunidad para la implementación de la estrategia.

- Considerar al Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas y las unidades informativas de cada institución de salud como principales escenarios de todas las acciones, que en materia de información se proponen en la estrategia.

- La inclusión en el sistema de trabajo del centro, de las tareas necesarias para dar respuesta a las acciones planificadas en la estrategia, con énfasis en los implicados, día, hora, lugar, y otros datos que garanticen la realización de las mismas.

 

ESTRUCTURA DE LA ESTRATEGIA

- Objetivo general: implementar un sistema de acciones para los profesionales de la salud y la comunidad en general, que posibiliten la diseminación intencionada de la información sobre las enfermedades emergentes.

La estrategia de superación se estructuró en 4 etapas:
1. Preparación
2. Planeación
3. Implementación
4. Evaluación

• Etapa de preparación

- Objetivo: crear las condiciones necesarias para la implementación de la estrategia, en relación con la capacitación de los recursos humanos en las distintas unidades, las necesidades informativas de los profesionales y de la comunidad.

- Paso 1: se realiza el diagnóstico por parte de los especialistas del Centro Provincial de Información a partir de la aplicación de instrumentos donde se determinan las potencialidades y necesidades de los recursos humanos en cada unidad informativa, desde el punto de vista teórico y práctico, en materia de gestión de la información.
-
Paso 2: se estudian las necesidades de los profesionales de la institución.
-
Paso 3: se estudian las necesidades de la comunidad.

• Etapa de planeación

Objetivo: elaborar el sistema de acciones a partir de la determinación de las necesidades informativas y las características particulares de cada contexto social o laboral.

Paso 1. capacitación de los bibliotecarios a través de talleres de buenas prácticas
Paso 2: caracterización del contexto en 3 direcciones:
1. Profesionales de la institución
2. Centros laborales de la comunidad
3. Comunidad y su entorno

Paso 3: determinación de las acciones:
Acción 1: determinación de los recursos informativos disponibles en cada unidad informativa
Acción 2: selección de las temáticas relacionadas con las enfermedades emergentes
Acción 3: recopilación de la información sobre las enfermedades emergentes
Acción 4: determinación de las vías a utilizar para cada sector
Acción 5: preparación de la información para cada sector y según los canales a utilizar

• Etapa de implementación

Objetivo: ejecutar las diferentes acciones planificadas en la etapa anterior de forma diferenciada y en correspondencia con los sectores identificados en la comunidad.
Acción 1: coordinación de la ejecución de cada una de las acciones
Acción 2: realización de las actividades planificadas para cada sector de la comunidad en correspondencia con los canales a utilizar
-
Profesionales de la institución: redes sociales (facebook, blogs). Sitios de salud, listas de discusión y distribución, paquetes informativos, así como hojas informativas.
-
Centros laborales en correspondencia con sus características: redes sociales, sitios, listas de distribución, paquetes informativos y hojas informativas
-
Para la comunidad: redes sociales, extensión bibliotecaria (trabajo comunitario), minibibliotecas y acciones de promoción que incluyen: boletines, plegables, conferencias, exposiciones, charlas educativas, entre otras.

• Etapa de evaluación

Objetivo: evaluar la factibilidad de la estrategia a partir de la implementación de las acciones planificadas.
Acción 1: aplicación de encuestas a profesionales de la salud, trabajadores de otros sectores y miembros de la comunidad.
Acción 2: realización de entrevistas a los profesionales de las unidades informativas y directivos de salud en el territorio
Acción 3: taller de socialización con los integrantes de la red de bibliotecas y el área de gestión de la información.
Acción 4: presentación de ponencias en evento científico

 

CONCLUSIONES

La estrategia para la diseminación intencionada de la información posibilita la transformación de los profesionales de la salud para desarrollar la labor docente asistencial con mayor calidad y cientificidad, así como la transformación de toda la sociedad en relación con la promoción en salud y prevención de enfermedades.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Prada Madrid E. El profesional de la información y su nuevo rol. [citado 28 Oct 2014]. Disponible en: http://www.sociedadelainformacion.com/9 /profesional_de_la_informaci.htm

2. Rey JR. Enfermedades Infecciosas Emergentes. [citado 28 Oct 2014]. Disponible en: http://edis.ifas.ufl.edu/in731

3. Cañedo Andalia R, Urra González P, Martín Díaz O, Kourí Cardellá G, Nodarse Rodríguez M, Celorrio Zaragoza I, et al. Infomed, sus recursos y el Web 2.0. ACIMED. 2011 [citado 28 Oct 2014];22(1). Disponible en: http://www.acimed.sld.cu/index.php/acimed /article/view/165/98

4. Pineda JM. El rol del bibliotecólogo en la sociedad de la información. Biblios. 2000. [citado 28 oct 2014];2(6). Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/161/16106402.pdf

5. De Armas Ramírez N, Lorence J, Perdomo JM. Caracterización y diseño de los resultados científicos como aportes de la investigación educativa. Las Villas: Universidad Pedagógica "Félix Varela"; 2003.

 

 

Recibido: 20 de noviembre del 2014.
Aprobado: 20 de noviembre del 2014.

 

 

Luisa Acosta Ortega. Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas, calle 5, entre 6 y carretera de El caney, Santiago de Cuba, Cuba. Correo electrónico: lacosta@medired.scu.sld.cu



Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.