Propuesta para la adecuación del proceso de enseñanza - aprendizaje a la modalidad virtual en la especialidad de ortodoncia
RESUMEN

Actualmente, las formas presenciales del proceso de enseñanza - aprendizaje en ortodoncia se han visto afectadas por la situación epidemiológica mundial. A tales efectos, se propone una alternativa para la adecuación de este proceso desde un entorno virtual. Se seleccionó el primer año de la especialidad, debido a que es más complejo en cuanto a esta modalidad. En dicha propuesta se muestran las formas de organización de la enseñanza, habilidades y evaluación, que se pueden realizar en el aula virtual. Asimismo, se ofrecen alternativas para el llenado de la tarjeta de habilidades. Esta propuesta engloba el cumplimiento de la mayoría de los aspectos esenciales a alcanzar para este nivel, lo cual pudiera garantizar la continuidad de la formación de un profesional capaz de resolver problemas de salud de forma independiente y creadora.

ABSTRACT

At the moment, the present forms of the teaching-learning process in orthodontics have been affected by the world epidemiological situation. To such effects we propose an alternative for the adaptation of this process from a virtual environment, is proposed. The first year of the specialty was selected, because it is more complex as for this modality. In this proposal the forms of organization of the teaching, abilities and evaluation that can be carried out in the virtual classroom are shown. Also, some alternatives are offered for filling in the abilities card. This proposal includes the performance of most of the essential aspects to reach for this level, which could guarantee the continuity of the professional training able to solve health problems in an independent and creating way.

Palabras clave:
    • virtualización;
    • habilidades;
    • educación a distancia;
    • clases;
    • ortodoncia.
Key words:
    • virtualization;
    • abilities;
    • distance education;
    • classes;
    • orthodontics.

Introducción

La incertidumbre general que existe hoy en día a escala mundial, provocada por la pandemia de la COVID-19, ha obligado a hacer cambios en muchos sectores, tal es el caso de la educación. En este contexto fue necesario el trasladado del proceso de enseñanza - aprendizaje de las especialidades de las ciencias médicas a la modalidad virtual,1 con énfasis en estomatología, pues es considerada una especialidad de alto riesgo. Se han observado diferentes métodos aplicados a las clases, entre los cuales figuran: educación en línea, virtual, a distancia y remota de emergencia;2 todos ellos requieren utilizar diversas vías y medios para obtener el conocimiento, en los cuales se identifican sus diferencias.

En la educación superior cubana estas modalidades se han desarrollado a partir de 1962 como enseñanza dirigida, cuando quedaron establecidos los cursos para trabajadores en las mismas instituciones dedicadas a la enseñanza presencial, orientada fundamentalmente al trabajo independiente y a la autopreparación.3 Bajo la premisa de una formación docente con currículos que proporcionen los conocimientos y las herramientas necesarias para el siglo XXI, se requiere de nuevas formas de organización, que incluyan la educación abierta y a distancia (EAD) e incorporen tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Asimismo, en 1979, en salud pública se iniciaron cursos por encuentro de Licenciatura en Enfermería y otros de posgrado, hasta la actualidad que existen maestrías a distancia.

Ahora bien, los términos educación a distancia y educación virtual, a menudo se utilizan indistintamente; sin embargo la primera, no requiere de recursos tecnológicos de manera obligatoria (aunque puede combinar lo presencial con lo virtual), mientras que, en la segunda, sí son imprescindibles la computadora o tableta, la conexión a internet y el uso de una plataforma multimedia.2 Desde esta perspectiva, en la educación médica se ha introducido desde hace algunos años, el uso de las TIC en los procesos formativos como medio de enseñanza, a fin de formar a un profesional más integral acorde con su tiempo.

Muchos han sido los autores que han publicado sus propuestas4,5,6,7 y abordado sus experiencias durante este periodo pandémico en la formación inicial (pregrado)8,9,10,11 y solo unos pocos en la formación continua (posgrado);12,13,14,15 siendo escasas o casi nulas en estas últimas las de estomatología.16,17) De igual forma, los entornos virtuales del proceso de enseñanza - aprendizaje11,12) se han introducido en la modalidad semipresencial,4,11,13) cuya explotación ha tenido que ser mayor actualmente,9,14,18 por lo cual se ha convertido en la única vía para dar continuidad a dicho proceso en la mayoría de las especialidades estomatológicas.

Una de las especialidades en estomatología es la ortodoncia, donde se forma un profesional preparado para garantizar la atención estomatológica de pacientes con anomalías dentomaxilofaciales en el nivel secundario.19) En dicha especialidad, el uso de las TIC se ha empleado como un medio de enseñanza para el desarrollo de algunas actividades docentes.

Ciertamente, las formas presenciales tradicionales del proceso de enseñanza - aprendizaje en ortodoncia, localizado y sincronizado espacial y temporalmente, se han visto afectadas en la actualidad por la situación epidemiológica mundial; por ello se precisa el ajuste del programa analítico de esta especialidad teniendo en cuenta las indicaciones dictadas a escalas ministerial20 e institucional.1) Estos ajustes son por demás necesarios, pues se conoce que incluso en condiciones normales, el desarrollo de habilidades en la práctica ortodóncica se dificulta debido a que requiere de muchos materiales e instrumentales importados y costosos, que escasean frecuentemente por el bloqueo económico, comercial y financiero al que se encuentra sometida Cuba desde hace poco más de 6 décadas, lo cual posiblemente se agrave posterior a la pademia.

Por otro lado, se debe tener en cuenta que la medicina cubana está llamada a expandirse en un formato imperativo de universidad virtual, debido a que los profesionales pudieran desempeñarse en otros países donde existe un mayor desarrollo tecnológico. Por todo ello se debe promover una manera diferente de transferir el conocimiento biomédico en el posgrado, lo cual permitirá un mayor protagonismo de los residentes en su propio aprendizaje.

Surge entonces la siguiente interrogante: ¿cómo lograr la adecuación del proceso de enseñanza - aprendizaje a la modalidad virtual en ortodoncia?

Siendo la educación en el trabajo un principio que distingue el proceso formativo del médico cubano (donde se vincula lo docente, atencional e investigativo dentro de una institución de salud)21 y para la especialidad de ortodoncia la forma de docencia mayormente utilizada, para muchos solo es posible desarrollarla desde la práctica habitual en las clínicas y laboratorios estomatológicos. Llevar a cabo esta y otras formas de organización de la enseñanza desde la modalidad virtual requiere de una mayor preparación y creatividad de los docentes, por lo que se decide realizar el presente trabajo, el cual tiene como objetivo proponer una alternativa para la adecuación del proceso de enseñanza - aprendizaje desde un entorno virtual.

Generalidades del programa analítico de la especialidad de ortodoncia y particularidades del primer año de residencia

El programa analítico vigente en la especialidad de ortodoncia19 incluye en el perfil profesional 4 funciones: atención estomatológica integral, docente, investigación y administración. Asimismo, y de manera conjunta, ha de desarrollar habilidades (capacidad de realizar algunas tareas de determinados problemas a resolver)8) a través de las diferentes modalidades de educación en el trabajo (para esta especialidad, presentación de casos y su discusión diagnóstica, dentro ellas las reuniones clínico -radiográficas).

Para la propuesta del presente trabajo se escogió uno de los años más complejos de esta especialidad, el primero, debido a que los residentes se enfrentan a una mayor independencia para la autogestión del conocimiento, así como a una gran densidad de contenidos. En este año se deben alcanzar los siguientes objetivos: desarrollar acciones de promoción de salud y prevención de anomalías dentomaxilofaciales; diagnosticar y tratar los síndromes de clases I y II sin discrepancia hueso - diente y las clases III funcionales, oclusiones invertidas dentarias o funcionales, micrognatismo transversal de origen dentario; todo ello con el uso de exámenes complementarios que permitan su identificación, así como aparatos de ortodoncia propios de este nivel de residencia. Todo lo cual se logra mediante actividades docente - asistenciales, clínicas y académicas.

En tal sentido, el reto consiste en que el residente realice las funciones, desarrolle habilidades y alcance los objetivos del año; todo ello se debe evaluar a través de la educación a distancia. En este contexto se destaca la creación de nuevos espacios formativos y comunicativos en la educación superior.7,22) El entorno virtual de aprendizaje integrado al Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas (INFOMED) posibilita la aplicación de la telemedicina en los procesos formativos universitarios de las ciencias médicas. En este entorno, la universidad virtual de salud de Santiago de Cuba contiene un espacio, el aula virtual de salud, que posibilita el desarrollo de actividades formativas dirigidas al pregrado y al posgrado, con comparecencia presencial, semipresencial y a distancia.

Propuesta para la presencia de la especialidad ortodoncia en el entorno virtual

La autora propone que la presencia de la especialidad de ortodoncia en este entorno virtual se caracterice por guías didácticas, espacios para las ponencias y discusiones, así como aclaraciones de dudas, las cuales pueden transitar por las diferentes formas de organización de la enseñanza (FOE), que incluyan habilidades a desarrollar mediante actividades o recursos y contengan un tipo de evaluación.

A continuación, se muestra cómo se accede al espacio de la especialidad de ortodoncia en el aula virtual de Santiago de Cuba (fig. 1).

Pasos para el acceso a la especialidad de ortodoncia en el aula virtual de salud de Santiago de Cuba

Estrategia docente según formas de organización de la enseñanza

  • Clase taller: constituirán el sustento teórico de la próxima actividad docente; se sugiere formato Word o PDF. Se desarrollarán habilidades, tales como sintetizar, caracterizar, definir, clasificar y describir. Se podrán emplear la base de datos (para subir las ponencias) y el foro (para el debate y la discusión del tema) como actividades virtuales; la heteroevaluación como tipo de evaluación.

  • Seminario: permitirá ilustrar con imágenes y esquemas los diferentes aspectos del sumario, para lo cual se sugiere formato PowerPoint. Se desarrollan las mismas habilidades y se emplean las mismas actividades virtuales de la clase taller, pero prevalecen las de creatividad para la ponencia. Se sugiere la autoevaluación y se publicará previamente una rúbrica para ello, que incluya los criterios evaluativos.

  • Clase práctica: se mostrará la parte práctica del tema, bien sea de actividades clínicas como de laboratorio (incluirá la descripción de la toma de impresión para confección de modelos de estudio y de trabajo, vaciado de la impresión y confección del modelo, diseño y confección de aparatos, entre otras actividades de promoción de salud y prevención, que forman parte de los objetivos de su año). Además, puede subir a la plataforma videos cortos de internet u originales sobre el tema. También se sugiere la autoevaluación y como recurso virtual se añade la carpeta para subir dichos videos.

  • Trabajo independiente: estará destinado a la investigación, donde los residentes trabajarán en equipos y se desarrollarán valores, entre los cuales se destacan: solidaridad, compañerismo y disciplina. Se sugiere la utilización de la WebQuest (búsqueda o indagación), actividad orientada a la investigación donde toda o casi toda la información que se utiliza procede de recursos de la web.4 Su uso será fundamentalmente para que los residentes trabajen en grupo, a fin de crear un material, para lo cual partirán de una tarea bien clara y definida a desarrollar e incluirán partes esenciales, tales como introducción, proceso, evaluación y conclusión. Una vez revisada la ponencia desde el punto de vista teórico, se propone su aplicación en un caso clínico simulado; de esta forma se vinculan la teoría y la práctica, así como se comprueba que no fue una mera reproducción de la búsqueda realizada. En este particular, se sugiere combinar la autoevaluación (primer momento al subir la ponencia), la coevaluación (segundo momento, a través de un foro para el debate de las ponencias) y la heteroevaluación (tercer momento y final, donde el docente promedia las 2 evaluaciones anteriores).

  • Educación en el trabajo: integrarán los conocimientos del tema y los aplicarán en la solución de casos clínicos simulados, en los cuales tendrán que diagnosticar y tratar. Además, deberán confeccionar la historia clínica de ortodoncia con su evolución y la hoja de registro diario, para de esta forma dar salida a la función administrativa. Las discusiones clínico - radiográficas corresponden a esta FOE. Los casos pueden ser propuestos por el docente o por los residentes; se debe incluir la cefalometría en las telerradiografías de perfil y las radiografías panorámicas; siempre teniendo en cuenta la ética médica en cada una de las acciones donde se sugieren combinar, al igual que en el trabajo independiente, las 3 formas evaluativas.

Resulta oportuno señalar que todas estas clases (fig. 2), a excepción de la educación en el trabajo (fig. 3), se realizarán a través de la modalidad de clase invertida, modelo pedagógico donde se aprende mediante la acción y no la memorización.5 Además, durante el transcurso de las diferentes clases pudieran surgir recursos como las cápsulas educativas, que permitan unificar criterios de teoría y evaluación, así como materiales complementarios (textos complementarios, direcciones electrónicas), los cuales se visualizan a través de archivos o carpetas.

Visualización de las FOE para el primer año de la especialidad de ortodoncia

Visualización de la educación en el trabajo para el primer año de la especialidad de ortodoncia

En todas las FOE será posible desarrollar la función de docencia, en la cual se emplearán la autoevaluación y la coevaluación, a través de los foros y el empleo de las rúbricas de calificación establecidas por el docente para estas modalidades virtuales. Para cumplir con la función investigativa, los residentes deberán participar en eventos que se realicen en ese momento de manera virtual o matricular en cursos online con fines investigativos. La función administrativa y las actividades de dirección, además de lo comentado en la educación en el trabajo, se completarán con la actividad asistencial que desempeñen en ese periodo (guardia estomatológica, labores de pesquisa o trabajo en centros de aislamiento), para lo cual el docente pedirá una evaluación de dicho trabajo según el área a la que el residente fue asignado.

Finalmente, y sobre la base de lo anteriormente señalado, es posible evaluar la mayoría de los acápites de la tarjeta de habilidades, pues se han desarrollado en el aula virtual actividades docente - asistenciales, académicas, científicas, de dirección y las relacionadas con el trabajo de terminación de la especialidad, aunque también pudieran insertarse los módulos, estancias, rotaciones y cursos.

Teniendo en cuenta las funciones básicas de la evaluación (instructiva, comprobación y control, retroalimentación, educativa y social),23 ¿cómo es posible realizar todas estas actividades y no evaluar mediante una calificación, si se conoce que este componente didáctico del proceso de enseñanza - aprendizaje responderá al grado en que se aprendió, o en qué medida se han alcanzado los objetivos propuestos?

En este momento se sugiere para el llenado de la tarjeta de evaluación del residente lo que se muestra en el cuadro.

Tarjeta de evaluación del residente

Los criterios de evaluación dependerán de la calidad y cantidad de habilidades cumplidas. Todo ello formará parte de la trayectoria del residente, que permitirá realizar su pase de año sin dificultades. Lo propuesto incluye lograr el objetivo en su máxima expresión, pues se alcanzará la habilidad, el conocimiento y la intencionalidad política o carácter formativo. Esta última expresada desde el momento en que el residente da su paso al frente para contribuir al enfrentamiento de la pandemia y continuar su formación como especialista, donde se unen lo instructivo y lo educativo, que contribuirá a su formación integral.

La evaluación del trabajo de terminación de residencia por trimestre, que se califica sobre la base de 10 puntos, se podrá realizar a través de la consulta con el tutor sobre el cumplimiento de las actividades programadas y, al finalizar el año, se realizará un ejercicio de defensa de la tarea asignada dentro de su proyecto de investigación (en 2 momentos virtuales: primero, el residente subirá la ponencia, los profesores la revisan, y en un segundo momento, se abre un foro de discusión con preguntas y respuestas sobre lo presentado).

En la hoja de observaciones sobre la evaluación mensual, se detallará todo lo acontecido durante el mes en la formación del residente y se especificará su ubicación laboral, así como la justificación en los casos donde no alcancen la máxima calificación en algunos de los acápites de la tarjeta de habilidades, con un plan de medidas para mejorar y resolver los problemas detectados.

Se sugiere establecer un número mínimo de habilidades específicas para este entorno virtual y se pospondrán a la práctica presencial las que no sea posible cumplimentar (como la confección de aparatos de ortodoncia). Todo ello se reiniciará cuando las condiciones epidemiológicas lo permitan y así el residente podrá sistematizar lo aprendido en teoría.

La formación de especialistas en ortodoncia no está ajena a la idea de que el aprendizaje se construye a través de la práctica en un servicio de salud, con responsabilidades crecientes, bajo supervisión permanente, donde al mismo tiempo adquieran los hábitos del trabajo de dicha especialidad. Como es sabido, en muchos docentes se encuentra arraigado el criterio de que solo con la práctica asistencial se adquieren habilidades. Lo propuesto por la autora no niega ese principio, solo demuestra la posibilidad de lograr que los residentes desarrollen habilidades docentes, lógicas - intelectuales y específicas o propias de la profesión desde el aula virtual y posponer la práctica presencial para cuando las condiciones epidemiológicas lo permitan.

Resulta imprescindible seleccionar los recursos y herramientas adecuadas para cada actividad formativa, que respondan a los objetivos y contenidos a impartir. Además, se debe mantener la exigencia en cuanto a estructura y ejecución de la actividad docente, así como su carácter educativo, sin que esto se oponga a la creatividad. Todo lo anterior solo podrá materializarse en la medida que los docentes dominen estas modalidades, estén convencidos de las potencialidades que ellas brindan y comprendan que para lograrlo se requiere de la colaboración de todos.

Conclusiones

La propuesta descrita para la adecuación del proceso de enseñanza - aprendizaje, que ha tomado como referencia al primer año de la especialidad de ortodoncia desde el aula virtual, engloba el cumplimiento de la mayoría de los aspectos esenciales que se deben alcanzar para este nivel, lo cual pudiera garantizar la continuidad de la formación de un profesional capaz de resolver problemas de salud de forma independiente y creadora.

Referencias bibliográficas
Historial:
  • » Recibido: 14/04/2021
  • » Aceptado: 10/06/2021
  • » Publicado : 23/08/2021




Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.