Rehabilitación protésica de un paciente con defecto nasal

CASO CLÍNICO

 

 

Rehabilitación protésica de un paciente con defecto nasal

 

Prosthetics rehabilitation of a patient with nasal defect

 

 

Dr. Mario Castañeda Deroncelé y Dra. Sandra Cordero García

Servicio de Estomatología, Policlínico Universitario "Julián Grimau García", Universidad de Ciencias Médicas, Santiago de Cuba, Cuba.

 

 


RESUMEN

Se describe el caso clínico de un paciente de 84 años de edad, a quien se le realizó exéresis total del órgano nasal desde hacía 5 años aproximadamente en el Hospital Oncológico "Conrado Benítez" de Santiago de Cuba, a causa de un carcinoma epidermoide del apéndice nasal, por lo cual fue remitido al Centro de Rehabilitación Protésica Bucomaxilofacial de esta provincia para ser rehabilitado. Al examen físico extrabucal se observó ausencia total de la nariz, que simulaba una facies leonina, con bordes cicatrizados y bien definidos. La mayor preocupación del paciente era ocultar su defecto, de manera que se le realizó una prótesis nasal de silicona para mejorar su estética y funcionalidad.

Palabras clave: defecto nasal, daño estético, prótesis nasal, rehabilitación protésica.


ABSTRACT

The case report of an 84 years patient is described, to whom a total removal of the nasal organ was carried out about 5 years ago-at "Conrado Benítez" Cancer Hospital in Santiago de Cuba - due to an epidermoid carcinoma of the nasal appendix, reason why he was referred to the Oralmaxillofacial Prosthetics Rehabilitation Center of this province to be rehabilitated. A total absence of the nose was observed in the extraoral physical examination that simulated a leonine facies, with well defined healed borders. The patient's biggest concern was to hide his defect, so a nasal silicone prosthesis was placed to improve his aesthetics and functionality.

Key words: nasal defect, cosmetic damage, nasal prosthesis, prosthetics rehabilitation.


 

 

INTRODUCCIÓN

Una prótesis facial es un dispositivo artificial que reemplaza una malformación del rostro. Una persona puede necesitar una prótesis por haber perdido parte de su cara debido a una operación por cáncer, a un trauma o como resultado de una anomalía congénita. La prótesis facial es una alternativa para la rehabilitación cuando la reconstrucción quirúrgica no lo puede lograr o se prefiere por el paciente.1

La pirámide nasal es el sitio donde mayormente aparecen los tumores cutáneos (carcinoma basocelular, el epidermoide y el melanoma), cuyo tratamiento es quirúrgico. Muchas veces el margen de seguridad puede corregirse por cirugía plástica o se deja el defecto abierto por la posibilidad de recidiva.2

Las prótesis nasales pueden ser parciales o totales, según sea la extensión de la pirámide nasal y las zonas anatómicas a tratar, incluyendo, en algunos, casos zonas cercanas a la nariz.3

El tratamiento de pacientes con defectos nasales constituye un reto para el equipo de salud, pues la rehabilitación no solo se efectúa para ocultar el defecto, o sea, con fines estéticos, sino también para mejorar la funcionabilidad, ayudar al restablecimiento psicológico y a elevar la autoestima, lo que conlleva a realizar un examen clínico minucioso y a indicar un tratamiento adecuado, donde participen tanto los integrantes del equipo de salud como el paciente y sus familiares.

 

CASO CLÍNICO

Se describe el caso clínico de un anciano de 84 años de edad, intervenido quirúrgicamente desde hacía 5 meses en el Hospital Oncológico "Conrado Benítez" de Santiago de Cuba, por presentar un carcinoma epidermoide del apéndice nasal, por lo cual se le realizó la exéresis total del órgano nasal. El paciente fue remitido al Centro de Rehabilitación Protésica Bucomaxilofacial de esta provincia para ser rehabilitado.

Al examen físico extrabucal se observó ausencia total de la nariz, que simulaba una facies leonina, con bordes cicatrizados y bien definidos (figura 1).

Teniendo en cuenta que la mayor preocupación del paciente era ocultar su defecto se decidió realizar una prótesis nasal de silicona para mejorar su estética y funcionalidad. Primero se tomó una impresión de la cara (con alginato) para obtener la mascarilla, donde luego se haría el encerado de la futura nariz (figura 2).

Posteriormente se hizo la prueba de la nariz en cera para verificar la estética y la adaptación; asimismo, se perfeccionó la anatomía y una vez satisfecho el paciente, esta fue trasladada al laboratorio para realizar el enflasque, descerado, caracterización intrínseca, preparación de la silicona, selección del color de la nariz y empaquetado de la silicona. Se recortaron los excesos y se probó en la cara para la caracterización extrínseca. Finalmente, se fijó la nariz a los espejuelos del paciente y se instaló la prótesis nasal (figura 3).

La rehabilitación protésica de este paciente facilitó su reincorporación a su entorno laboral y social, dado por el grado de aceptación y satisfacción experimentado por él y sus familiares, lo cual también ayudó a su rehabilitación psicológica.

 

COMENTARIOS

El carcinoma de septo nasal es un tumor poco frecuente, pues representa 9 % de los tumores malignos de la cavidad nasal y senos paranasales. Este se ha asociado con múltiples factores de riesgo como el tabaquismo, la exposición a los productos del petróleo y el polvo de madera, pero su origen exacto es desconocido.4

Se define como prótesis a toda estructura implantada en un organismo con el objetivo de corregir una lesión o deformidad y restituir las funciones normales del individuo. Específicamente las faciales se utilizan desde la época antigua, como testimonian algunas momias egipcias con narices y orejas artificiales o con ojos de mosaico y piedra.  

Muchas situaciones clínicas requieren de métodos reconstructivos para mejorar la estética de un paciente con alteraciones físicas, ya sean congénitas o por pérdida de estructuras faciales a causa de alguna enfermedad o trauma. En este sentido, entre las opciones terapéuticas se encuentran las reconstrucciones quirúrgicas; sin embargo, a pesar del esfuerzo del cirujano y del empleo de múltiples herramientas y técnicas modernas, en ocasiones no ofrecen resultados satisfactorios para el paciente. 5

La nariz es una parte primordial en la estética facial, así como en la función respiratoria y olfatoria. Por ser un elemento prominente en el plano de la cara, favorece la ocurrencia frecuente de traumas, neoplasias y anomalías congénitas, entre otras.

En relación con esto último, la desfiguración del rostro por las causas antes mencionadas altera significativamente la apariencia física de la persona, ocasiona alteraciones respiratorias, dada la reducción de los orificios nasales, además de trastornos psicológicos, dificultades en la convivencia social, actitud psíquica de retracción, así como sentimiento de inferioridad, por lo cual se impone la evaluación por los especialistas capacitados a los efectos.6

Prácticamente, la prótesis nasal puede ser la única opción para rehabilitar a los pacientes que han perdido su nariz completamente, de ahí que pudiera convertirse en el medio idóneo de rehabilitación funcional, estética y psicológica en estos casos.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Russo C. Nueva especialidad odontológica en el H.C.FF.AA. Rev Salud Militar. 2002 [citado 16 Nov 2016];24(1). Disponible en: https://www.colibri.udelar.edu.uy/bitstream /123456789/2538/1/Russo_C_2002.pdf

2. Saint Louis R, Torres Terán JF, González Cardín V. Prótesis nasal implantosoportada. Reporte de un caso clínico. Rev Odontol Mexicana. 2016;20(1):44-9.

3. Gutiérrez OA. Prótesis nasales: alternativa de manejo para casos especiales. Acta Otorrinolaringol Cir Cabeza Cuello. 2012 [citado 16 Nov 2016];supl:151-60. Disponible en: http://www.acorl.org.co/articulos/141208080117.pdf

4. Juiz López P, Rubio Rodríguez JP, Álvarez MJ, Zaera de la Vega L, Carbayeda Sánchez M, Rossi Vargas J. Carcinoma de septum nasal. Rev Electrón SGORL [citado 16 Nov 2016]. Disponible en: http://www.sgorl.org/revista/images/ACTAS/ACTACUATRO/16.pdf

5. Prótesis cosmética [citado 16 Nov 2016]. Disponible en: http://www.robotha.com/cosmeticas.htm

6. Capín Quintero E, Burgué Cedeño J, Álvarez Rivero A, Núñez M, Borrego Brito O, Lazo Sosa L, Estrada González M. Conformador nasal como complemento quirúrgico. Invest Medicoquir. 2011; 3(2):121-6.

 

 

Recibido:2 de noviembre de 2016.
Aprobado: 17 de marzo de 2017.

 

 

Mario Castañeda Deroncelé. Servicio de Estomatología, Policlínico Docente "Julián Grimau", avenida Libertadores y Paseo Martí, Santiago de Cuba, Cuba. Correo electrónico: mario.castaneda@infomed.sld.cu



Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.